martes, 25 de agosto de 2015

Dynamite Headdy

Disculpad que estuviera unos días ausente, pero de nuevo, por alguna razón el verano siempre acaba siendo cuando más ocupado estoy.

Entre éso y que quería descansar un poco de los vídeo juegos (Más que nada porque tener que jugar algo por "obligación" para no tener que escribir basándome en recuerdos, y hacer las capturas puede cansar un tanto, sobretodo con ciertos juegos largos que estoy haciendo. Quiero decir, di en voz alta Jugar, y Obligación. Si no te suena tonto...).

De cualquier modo ya estoy de vuelta. Hoy os enseñaré uno de ésos juegos que no sólo exprimen la consola en la que salen al máximo, si no que parece que está funcionando en un sistema superior al que es.

Para dicha hazaña cuando hablamos de Mega Drive, sólo hace falta mirar a Treasure.

Hablemos de Dynamite Headdy.

Headdy a Go Go, Baby!

viernes, 14 de agosto de 2015

Chiki Chiki Boys

Reescrito el 04-03-2018.

Es cuanto menos curioso para mi como, si bien a día de hoy,
los juegos de corte Arcade son ignorados, o vistos con un poco de mala 
cara por el público general, en otras épocas eran algo visto importante
y hasta necesario por la gente para que una consola fuera interesante.

Quiero decir, SEGA basó el marketing inicial de Mega Drive precisamente
en gritar a los cuatro vientos cuan "Arcade" eran sus juegos y sus gráficos.
...Bueno, y en intentar burlarse de Nintendo, supongo.

Ciertamente antes había menos diferencia entre juegos venidos
de recreativas y los creados para consolas hogareñas, pero no 
cambia el hecho de que en el pasado eran una razón de alegría.

Echando un ojo a estos títulos recreados para Mega Drive, 
hay uno que rápidamente me ha llamado la atención y me ha
hecho recordar lo genial que a veces podían ser estas conversiones.

No parece ser demasiado conocido por la gente con la que hablo,
pero es una gran adición al catálogo de la consola.

Voy a hablar del extrañamente nombrado Chiki Chiki Boys.



miércoles, 12 de agosto de 2015

Castlevania Bloodlines

Reescrito el 28-02-2018.

Siempre he encontrado curiosas las conexiones que podemos llegar a hacer
entre consolas de una compañía concreta y sagas de videojuegos provenientes
de estudios completamente ajenos a los que crean dichos sistemas, y como
de raro se nos puede hacer cuando dicha saga aparece en otro cacharro,
hasta el punto de causar enfados y disputas (y que no a día de hoy...).

Supongo que está en la naturaleza humana intentar conectar cosas,
al fin y al cabo, lo llevamos haciendo muchos siglos con las estrellas
juntándolas en constelaciones y buscándoles formas, cuando son 
un montón de astros esparcidos por el espacio sin orden lógico.

Pero volviendo al tema, sagas como Mega Man siempre se ha relacionado 
con Nintendo, mientras que la gente une Metal Gear, con consolas de Sony.
Y sin embargo, podemos encontrar juegos del robot justiciero en PS1 
o PSP, y juegos de la saga de espionaje en NES, GBC o NGC.

Tristemente, en ciertas ocasiones, esos juegos puestos en otros sistemas 
acaban estigmatizados, como si no fueran juegos válidos o aceptables por no 
estar en el cacharro con el que normalmente se le relaciona, mostrando una
vez más lo estúpida que puede llegar a ser nuestra comunidad jugadora.

El juego de hoy es uno de esos a los que se les suele mirar por encima 
del hombro, en buena medida por aparecer en el sistema de otra compañía.

Hoy hablaré de Castlevania - Bloodlines.


sábado, 8 de agosto de 2015

Disney's Magical Quest 3 - Magical Adventure 3 - Mickey & Donald

Reescrito el 26-02-2018.

Ah... Trilogías.

Siempre me ha parecido interesante examinar trilogías de videojuegos,
y ver como una saga evoluciona, o mejor dicho, cambia, pues no todas
las trilogías van a mejor con cada secuela, en bastantes ocasiones uno
de los juegos que componen estas trilogías puede dar un traspiés,
o incluso parecerse poco a los otros juegos que acompaña.

Super Mario Bros. 2 o Castlevania II son ejemplos de juegos fundamentalmente
diferentes, con un diseño de juego, controles y desarrollos diferentes a los otros.

Pero son precisamente esas diferencias tan grandes las que son tan interesantes,
pues alejarse del primer juego puede traer muchas cosas de valor a una saga,
que luego se pueden adaptar la tercera parte de un modo más natural, dando
paso un último juego en esas trilogías que supera todo lo anterior.

Y la saga Magical Quest más o menos entra en ese grupo. 
Es por eso que me alegra decir que el tercer y último episodio 
en la saga de Mickey y Capcom, es, de lejos, el mejor. 

Así que hablemos de Magical Adventure 3 - Mickey & Donald
conocido también por Magical Quest 3.



viernes, 7 de agosto de 2015

Disney's Magical Quest 2 - Great Circus Mystery, Starring Mickey & Minney Mouse

Reescrito el 23-02-2018.

¿Os habéis fijado alguna vez como en bastantes trilogías se 
producen cambios bastante grandes en su segunda parte?

A mi se me ocurren muchos ejemplos de trilogías clásicas.

Super Mario Bros., Castlevania, Metal Gear Solid, The Legend of Zelda,
Kirby's Dreamland, Donkey Kong Country, Crash Bandicoot, 
Sonic The Hedgehog, Final Fantasy, Jak & Daxter...

Si bien no podría decir que todos los ejemplos son positivos, 
se puede notar como hay una necesidad de intentar añadir algo,
ir más lejos, en vez de acomodarse fácilmente en repetir lo mismo.

Tristemente a veces el resultado es una mezcla de cosas a mejor,
y cosas a peor, dándonos al final un juego un tanto polarizante.

Esto es lo que siento con el juego que hablaré hoy,
The Great Circus Mystery - Starring Mickey & Miney,
o lo que es lo mismo, Magical Quest 2.



lunes, 3 de agosto de 2015

Disney's Magical Quest - Starring Mickey Mouse

Reescrito el 23-02-2018.

Aunque vivimos una extraña época en la que no ocurre tanto,
en otros tiempos y generaciones, los juegos basados en licencias
como dibujos, películas o cómics estaban a la orden del día y eran
lanzados en una continua sucesión de calidad muy, muy variante.

Por lo general, las compañías de videojuegos intentaban ofrecer los mejores 
acuerdos (haciendo ofertas más económicas que la competencia), para luego 
subcontratar a estudios terceros para hacer juegos, lo que nos llevaba a ver 
muchos juegos mediocres creados por gente sin los medios necesarios porque
las compañías querían gastarse lo menos posible, aunque hay que ser justos y decir 
que a veces era una pura falta de ganas o talento por parte de los desarrolladores,
haciendo lo menos posible para sacar un producto y pasar a otra cosa.

Afortunadamente las licencias y desarrolladores "correctos" a veces acababan
juntas, como es el caso de Disney y Capcom, durante las generaciones de 8 y 16 Bits,
siendo motivo de celebración para jugadores de todos lados, pues juntar uno de los
mejores creadores de juegos con franquicias tan emblemáticas era más o menos un sueño.

Y es que, aunque hoy podamos ver a Disney en una luz muy, muy diferente,
casi siendo una compañía que devora todo lo que vea, por aquella época era una 
mina de licencias clásicas de las que poder hacer videojuegos.

¿Y qué hay más clásico que Mickey Mouse, viniendo de Disney? 
Si bien ha perdido mucho fuelle a día de hoy, por allá entonces
todavía disfrutaba de bastante popularidad, en parte a juegos como
los que hablaré en esta y las siguientes entradas.

Así que comencemos con Disney's Magical Quest - Starring Mickey Mouse.


domingo, 2 de agosto de 2015

Disney's Aladdin - Super Nintendo Version

Reescrito el 18-02-2018.

Es curioso como las presunciones y el seguir a las "mayorías" pueden afectar
nuestra manera de pensar, valorar, o simplemente la capacidad para ser seres racionales.

El mundillo de los videojuegos tristemente no está exento de esta variedad de estupidez,
y menos aún con todo el fanatismo ciego hacia corporaciones que existe desde hace mucho.

Desde hace décadas se puede observar a gente intentando endemoniar juegos o incluso
consolas enteras por pura maldad, intentando convencer a otra gente de sus opiniones,
o a veces incluso usando opiniones formadas a través de la pura ignorancia sin más.

Lo peor de que se formen estas "verdades" que realmente no lo son, es que
se crea este ambiente en el que hablar de las cosas o mirar por uno mismo puede
verse como algo negativo o te pueden tachar de cualquier burrada y no mirar más allá.

Ejemplo perfecto es el juego de hoy. 
Yo he llevado décadas escuchando como la versión en una consola era "muy superior"
a la versión del sistema rival. Algo que he escuchado tanto y tan a menudo que 
me hizo no probar esa supuesta terrible versión. Me creí la gilipollez.

Ahora que soy más mayor y he conseguido alejarme de casi toda la basura que rodea
a la comunidad jugadora, decidí darle una oportunidad y probarlo. Nunca lo había
jugado, y lo único que sabía de este título era su "mala" fama.

Y qué irónico que comparando ambas versiones, una al lado de la otra,
soy incapaz de ver como este juicio se puede haber hecho sin ser un borrego.

Poneos cómodos mientras ilumino las posibilidades... De cuan cabestros podemos ser.
Hablemos de Aladdin para Super Nintendo.


Bonk's Big Adventure

Reescrito el 18-02-2018.

No sé vosotros, pero yo nunca he entendido esa ansiedad que
puede observarse en la comunidad jugadora porque todo tenga
secuelas, y además, de manera constante con tiempos marcados.

No puedo evitar girar la vista y torcer la cabeza pensando "ahí vamos
con la tontería otra vez" cuando oigo a gente pidiendo, yo que sé, que
salga un nuevo The Legend of Zelda cada dos años, o que X o Y saga
debería volverse algo anual, y tener un flujo constante de secuelas.

¿No hay suficientes juegos que poder probar ya como para exigir estas cosas?

Y no me entendáis mal, que un juego sea lo suficientemente exitoso
como para que pueda haber una continuación es algo para celebrar,
y buena parte de mis juegos favoritos son continuaciones, de hecho.

Pero considero muy importante saber cuando parar, y es que puedes cargarte 
muy rápidamente el esfuerzo de muchos años de trabajo sacando secuelas
producidas con prisas, por no mencionar que, cuanto más rápido saques
juegos de una saga, menos tiempo tienes para crear cosas nuevas con
las que sorprender, y empiezas a producir un desgaste brutal sobre
tus trabajadores, tus consumidores, y los mismos juegos, que se
vuelven menos y menos especiales cuanto más a menudo los
saques, volando de un plumazo ese "algo" que ofrecían.

Quiero decir, mirad sagas como Assassin's Creed, es el ejemplo perfecto.
Aunque eso fue más por pura codicia, hemos visto la saga ir decayendo
cuando empezaron a sacar juegos cada año, con entregas llenas de
problemas, y un público cada vez más cansado del material, y 
de los errores constantes que poseían estos juegos, hasta el 
punto en el que Ubisoft decidió no sacarlos anualmente
por el daño que estaba recibiendo la saga y su imagen.

En fin...

Si os preguntáis el por qué de esta introducción tan larga...
Bueno, tiene que ver algo con Bonk's Big Adventure.


sábado, 1 de agosto de 2015

Bonk's Revenge

Reescrito el 15-02-2018.

Al igual que otros medios de entretenimiento, los videojuegos 
son creaciones que pueden provenir desde muchas partes del mundo, 
e ir a parar a otros tantos destinos, en los que pasarán a ser, con suerte, 
disfrutados por la gente de esas otras partes de nuestro planeta.

Uno de los aspectos más fascinantes para mi es como se pueden
aprender cosas sobre otras partes del mundo a través de los videojuegos,
a veces intencionadamente, otras, en cambio, de un modo incidental
por el hecho de haber nacido en tierras con otras culturas.

Desafortunadamente, no siempre es todo tan bonito. 
En ocasiones, esa gente de otras culturas alteran aspectos de un juego al llegar
a otro territorio, a veces por necesidad, pero muchas otras innecesariamente,
creyendo en transformarlos para hacerlos más "agradables" al público local.

El por qué comento esto, es simplemente porque el juego
de hoy fue víctima de estos cambios, y tristemente van más allá
de cambiar el arte de la caja en la que el juego viene.

El juego es Bonk's Revenge.